Pastelitos de manzana y canela

La manzana es una de las frutas más utilizadas en repostería. Por lo menos a mi me encanta cocinar con ella.

Muy a menudo preparo la sencilla y agradecida tarta de manzana, que no es más que un bizcocho con muuuucha manzana. El resultado es espectacular, parece un puding.

La tarta de manzana con mermelada les encanta a los peques, ya que es muy jugosa y resulta ser una merienda muy rica.

Aunque la que nos chifla a toda la familia es el hojaldre de manzana con crema pastelera, es imprescindible en una comida de celebración.

La manzana mezclada con queso también casa muy bien, os invito a que probéis mi hojaldre de manzanas con requesón.

Ya sabéis que soy fan de las magdalenas y si todavía no habéis probado las magdalenas de manzana y cardamomo, no dudéis en prepararlas pronto. El cardamomo les da un sabor muy exótico y especial.

pcanela2web

La receta que hoy nos ocupa, se convirtió hace un tiempo en una de mis «imprescindibles» ya que se trata de unos pastelitos muy sencillos, que están buenísimos tanto calientes como fríos. Y si además os gusta la canela… no os vais a poder resistir!

Ingredientes:

  • 2 manzanas.
  • 125 gr. de azúcar.
  • 1 cucharadita de canela.
  • 1 yogur griego.
  • 70 gr. de mantequilla en pomada.
  • 150 gr. de harina de repostería.
  • 2 huevos grandes.
  • El zumo de medio limón.
  • 10 gr. de levadura química.
  • Mantequilla y harina para engrasar y enharinar los moldes.

Preparación:

Lo primero será precalentar el horno a 180º.

Pelaremos las manzanas y las cortaremos en trozos muy pequeños, las reservaremos en un bol y las regaremos con el zumo del medio limón para que no se oxiden.

En un bol blanquearemos los huevos junto con el azúcar. Cuando hayan doblado su volumen, verternos el yogur y las mantequilla en pomada, y seguiremos mezclando.

Seguidamente, incorporaremos la harina tamizada, la levadura y la canela, y mezclaremos suavemente.

Engrasaremos moldes metálicos de magdalenas o de flanes con mantequilla y espolvorearemos con harina.

Echaremos en el bol la mitad de la manzana que tenemos reservada y mezclaremos con delicadeza. Verteremos la masa en los moldes, llenándolos hasta las 2/3 partes. La manzana que no habíamos utilizado la repartiremos por encima.

Introduciremos los pastelitos en el horno y los hornearemos entre 15 y 20 minutos, aunque lo mejor será que comprobemos si están horneados con la ayuda de un palillo.

 

2 thoughts on “Pastelitos de manzana y canela”

Deja un comentario