Helado de limón

Ya os conté el año pasado, que por fin pude hacerme con la famosa heladera de Lidl. Sin duda es uno de los «cacharritos» de este supermercado que más he utilizado. Es muy fácil de usar y los helados quedan tan ricos…

heladolimon

Cuando llegan estas fechas, mi congelador ya está repleto de helados caseros. Tengo entendido que dentro de poco volverá a salir a la venta, si todavía no la tenéis, os animo a que os hagáis con ella. No os vais a arrepentir.

Hoy os voy a invitar a tomar un refrescante helado de limón casero. Este digestivo helado, junto con el dulce helado de oreo, resulta ser uno de mis preferidos.

Cuando os hayáis pasado con la comida y penséis que vais a explotar, os recomiendo tomar una bolita de este helado. Resulta muy refrescante y ligero y os ayudará a bajar la comida.

A por él!

Ingredientes:

  • 250 ml. de zumo de limón.
  • Ralladura de 1 limón.
  • 300 gr. de azúcar.
  • 130 ml. de agua.
  • 300 ml. de leche.
  • 200 ml. de nata para montar.
  • 4 claras de huevo pasteurizadas.

Preparación:

En un cazo, pondremos a hervir el agua con el azúcar para formar un almíbar. Mantendremos en ebullición durante 3 ó 4 minutos y dejaremos templar.

Una vez esté frío el almíbar, añadiremos el zumo de limón (yo necesité 6 limones para obtener 25o ml de zumo) y la ralladura de limón. La ralladura de limón nos debe quedar muy fina, si con el rallador no queda lo suficientemente fina, la moleremos con la ayuda de un molinillo o de la thermomix.

A continuación, añadiremos la leche y la nata. Mezclaremos bien e introduciremos la mezcla en el frigorífico hasta el día siguiente.

Pondremos la heladera en marcha y añadiremos la mezcla por el bocal.

Ahora tan sólo nos queda montar las claras de huevo con un pizca de sal. Una vez montadas, las añadiremos a la mezcla que ya está en la heladera y dejaremos mantecar durante 45 minutos.

Sacaremos el helado de la heladera y lo introduciremos en un recipiente que llevaremos al congelador.

Espero que os guste!

Deja un comentario