Roscón de Reyes II

Una vez pasada la Navidad, toca pensar en el Roscón de Reyes, y es que nadie puede resistirse a este manjar de dioses.

La preparación del Roscón tiene para mi un significado especial, y es que mi pequeña Laia cumple los años el día de Reyes. Toda la familia viene a casa a celebrar su cumpleaños y Laia sopla su Roscón de Reyes.

Roscón de Reyes 2

Hace un par de años publiqué una receta de Roscón de Reyes de mi amiga y compañera en TweetsAndFood,  Cova Morales. Durante días la freí a preguntas sobre la manera de elaborarlo, era la primera vez que me atrevía con una «masa», y os confieso que quedé muy contenta con el resultado. Se trata de una gran receta que os invito a que probéis.

Este año he preparado una nueva receta para mi: el Roscón de Reyes del gran maestro panarra Ibán Yarza. Se elabora también de una manera muy sencilla y con un prefermento que elaboraremos el día de antes. Ya sabéis que las recetas de Ibán son garantía de éxito, y esta os garantizo que es una verdadera delicia.

Os aseguro que su esponjosidad y aroma os encantarán.

Vamos a ello!

Ingredientes:

Para el prefermento:

  • 50 gr. de leche entera.
  • 90 gr. de harina.
  • 2 gr. de levadura prensada.

Para la masa:

  • El prefermento.
  • 120 gr. de leche.
  • 340 gr. de harina.
  • 2 huevos medianos.
  • 80 gr. de azúcar.
  • 15 gr. de levadura prensada.
  • 5 gr. de sal.
  • 60 gr. de mantequilla.
  • Un chorrito de ron.
  • 20 gr. de ron.
  • 14 gr. de agua de azahar.
  • Corteza de medio limón.
  • Canela en rama.

Para decorar:

  • Naranjas confitadas.
  • Frutas escarchadas.
  • Azúcar hidratada con agua de azahar.

 

Preparación:

EL día anterior deberemos realizar el prefermentoprimero disolveremos la levadura en la leche, añadiremos la harina y amasaremos hasta obtener una masa homogénea. La guardaremos en un bote hermético y la introduciremos en la nevera hasta el día siguiente.

También preparemos el día de antes la infusión de leche con la corteza de limón y la rama de canela. Dejaremos hervir 5 minutos y reservaremos en el frigo hasta el momento de utilizarla. Al hervirla, parte de la leche se habrá evaporado, por tanto cuando la vayamos a mezclar con la masa, retiraremos la corteza de limón y la rama de canela y completaremos con el ron y el agua de azahar hasta obtener 120 gr. aproximadamente.

Al día siguiente, sacaremos el prefermento y la leche de la nevera. Ahora llega el turno de preparar la masa: En un bol, añadiremos la harina, los huevos, el azúcar, la levadura prensada, la sal, el prefermento y la leche aromatizada. No incorporaremos toda la leche al principio, por si queda una masa demasiado líquida. Mezclaremos y dejaremos reposar 10 minutos. Amasaremos un par de minutos plegando la masa sobre sí misma.

Extenderemos un poco la masa y añadiremos la mantequilla en dados, esta debe de estar blanda pero no derretida. Amasaremos intentando incorporar la mantequilla a la masa. Dejaremos reposar un par de minutos, y amasaremos 5 minutos más, hasta que esté lisa y brillante.

La dejaremos reposar y levar en un bol hasta que doble su volumen. Luego la pondremos encima del banco o de la mesa, la desgasificaremos y la volveremos a hacer una bola. La dejaremos reposar 15 minutos y la formaremos.

Para formarla, nos untaremos las manos de harina e introduciremos un par de dedos en el centro de la masa y empezaremos a ensanchar el agujero.

Prepararemos una bandeja de horno y colocaremos papel de hornear encima. Dejaremos sobre ella el roscón y si queremos meterle dentro un haba o un rey, este es el momento. Pincelaremos el roscón con huevo batido y dejaremos que leve por segunda vez durante una hora y media, prácticamente tiene que doblar su volumen.

Llegó el momento de precalentaremos el horno a 190º.

Volveremos a pincelar con huevo y decoraremos con naranja confitadafrutas escarchadas y azúcar apelmazada con unas gotas de agua de azahar. Hornearemos alrededor de 25 minutos y ya tenemos listo nuestro rico Roscón de Reyes.

Lo podéis rellenar de lo que os guste, nata montada, crema pastelera, cabello de ángel… o simplemente tomarlo tal cual.

 

Deja un comentario