Gazpacho manchego

Hoy quiero invitaros a que probéis mi receta de Gazpacho Manchego. Se trata de una receta a la que le tengo mucho cariño, y es que hace muchos años que la preparo. La suelo cocinar en casa de mi madre, ya que le gusta mucho a toda la familia. Por tanto, se ha convertido en una de mis recetas “de domingo”, al igual que el “cuscús“.

Gazpacho Manchego

Es un guiso muy sencillo y por supuesto “manchego”, como su propio nombre indica. Además, es muy  completo y su  protagonista son las tortas cenceñas manchegas. El guiso está acompañado por perdiz, liebre, conejo o pollo. Personalmente me gusta prepararlo de pollo y conejo creo que tiene un sabor muy rico y no demasiado fuerte, pero si os gusta el sabor de la caza, mejor que lo preparéis con perdiz o liebre.

En el mercado se comercializan unos sobres que llevan una mezcla de especias idónea para incorporarla al gazpacho manchego, aunque también podéis usar sólo pebrella o pimienta… esto también va a gustos. Yo utilizo los sobres de especias para gazpacho manchego porque creo que son muy completos y aportan al guiso un sabor extraordinario.

Comenzamos?

Para 4 personas

Ingredientes:

  • 2 paquetes de tortas cenceñas manchegas. (cada paquete pesa 175 gr.)
  • Medio pollo.
  • Medio conejo.
  • Medio pimiento rojo.
  • 300 gr. de tomate triturado de bote.
  • Un sobre de especias para gazpacho manchego. (pimienta negra, pebrella, tomillo, mejorana,clavo y nuez moscada)
  • 1.400 ml de caldo de cocer el conejo y el pollo.
  • 4 ajos.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 5 champiñones.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

 

Preparación:

Comenzaremos sofriendo el conejo y el pollo, previamente troceado, en una cazuela honda. Incorporaremos el pimiento rojo troceado en trozos pequeños y rehogaremos. Añadiremos agua y el sobre de especias, y coceremos hasta que esté cocida la carne. Una vez cocida la carne, podemos sacarla del guiso y desmenuzarla o dejarla entera, según nos guste más. Yo la suelo desmenuzar ya que así es más cómodo a la hora de comer, aunque esta vez la he dejado entera ya que era mucho más fotogénica.

En otra cazuela sofreiremos los ajos a láminas, la cebolla picada y los champiñones laminados. Rectificaremos de sal y añadiremos el tomate de bote. Coceremos unos minutos e incorporaremos la carne, junto con el pimiento y 1.400 ml del caldo resultante de cocer la carne.

Ahora tan sólo nos queda añadir las tortas cenceñas manchegas y cocer unos 12 minutos o hasta que las tortas hayan empapado el caldo.

Quedará un guiso espeso y realmente delicioso.

14 thoughts on “Gazpacho manchego”

  1. Yo lo hago muy muy parecido, por no decirte igual.
    Me la enseño mi abuela, y me pierden!
    Te han quedado fantásticos, y la foto preciosa.
    Un besazo Pili

  2. Yo te dejo que me invites 🙂
    Mira que está rico el gazpacho manchego. Mi pequeña me lo pide diciendo “eso de las tortitas con carne”… le encanta! Es un plato que también hago a menudo en casa y es un éxito asegurado.
    También he descubierto hace poco esos sobres (hasta ahora, no les había hecho caso), sólo usaba pebrella con alguna otra especie. Y le dan un toque muy especial.
    Que si tú pones el gazpacho, ya buscaré yo qué llevar de postre.
    Un beso, guapísima (y otro a la family)

    1. Ay qué alegría me das! Jejeje como gran cocinera que eres me traerás un postre riquísimo!
      Mil gracias por visitarme Maite y espero verte pronto.
      Un abrazo.

  3. Hola tu receta de gazpacho es muy rica, a mi me encanta y lo preparo incluso con marisco y está que te mueres de rico, mi problema siempre es el pan, no me gustan las tortas que venden pero he descubierto haciendo el pan lavahs para el reto Bake the World que dejando la torta más crujiente funciona de maravilla para los gazpachos. Te lo recomiendo por sí quieres probar. Un beso y me encantan tus recetas

    1. Yo preparo el pan lavash para acompañar al hummus y al cuscús, pero seguro que en el gazpacho manchego queda de cine.
      Gracias por visitarme.

    1. Es una receta tradicional manchega que está de vicio, te animo a que la pruebes Anna, te gustará!
      Un abrazo.

    1. Es una delicia de plato, la verdad! Tan humilde y sencillo y a la vez tan especial.
      Gracias por visitarme.

Deja un comentario