Croquetas de pollo #diadeltuper

Pensaba que no me daba tiempo, pero sí, finalmente he podido participar también en este sarao, creado nuevamente en twitter, denominado #diadeltuper. 

Estaba convencida de que no iba a poder contribuir con un post a este día del tuper, ya que, como algunos sabéis, este finde se ha casado mi hermana y he tenido bastante follón pero como soy un poco cabezota y me gusta mucho participar en estos eventos, he sacado unos minutillos y os he preparado unas croquetas de pollo que espero que os gusten. En casa siempre triunfan, y es que están tan ricas…

Creo que es uno de los platos que más fácilmente se puede transportar y que, incluso frías, están divinas. Por tanto, os dejo aquí un clásico del tuper, para que podáis degustarlo en cualquier sitio.

Ingredientes:

  • 1 cebolla grande.
  • 1 muslo y contramuslo de pollo de corral cocido o asado.
  • 3 cucharadas colmadas de harina.
  • 600 ml. de leche.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Nuez moscada.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.

Preparación:

Partiremos de la base de que tenemos que tener cocinado el pollo, sea asado o cocido. En mi caso, lo utilizo normalmente cocido ya que aprovecho el pollo que uso para preparar el caldo de pollo. Siempre utilizo pollo de corral, es mucho más sabroso, y creo que merece la pena. Por tanto, desmigaremos el pollo y lo picaremos finamente con la ayuda de una tijera. Reservaremos.

En una sartén rehogaremos una cebolla picada. Cuando la cebolla esté transparente,  añadiremos el pollo picado y mantendremos a fuego medio durante unos minutos. A continuación, verteremos la harina y removeremos con una cuchara de madera hasta que se haya cocinado bien. Seguidamente, incorporaremos poco a poco la leche e iremos removiendo. Añadiremos sal, pimienta y nuez moscada al gusto.

Mezclaremos bien y cuando haya espesado, apagaremos el fuego y verteremos la pasta de las croquetas en una fuente de pyrex y dejaremos enfriar. Una vez fría, la guardaremos en el frigorífico durante unas horas, o un día completo. Personalmente, la dejo reposar de un día para otro.

Ahora, tan sólo nos queda dar forma a las croquetas con la ayuda de un par de cucharas grandes. Batiremos dos huevos en un cuenco y reservaremos. Añadiremos pan rallado a un plato.

Y por último pondremos a calentar en una sartén aceite de oliva virgen extra. Cogeremos las croquetas y las pasaremos por huevo batido en primer lugar, luego las rebozaremos con el pan rallado y seguidamente, las freiremos.

No os vais a arrepentir!

17 thoughts on “Croquetas de pollo #diadeltuper”

  1. Pili… mi gracias por esta receta y especialmente por participar, que sé que ha sido una semana muuuy achuchada. Tus croquetas, un clásico garantía de éxito!!! Besos ;o))

  2. Mira que llevo días queriendo cocinar “cloquetas” y cuando he visto las tuyas es que me muero por hacerlas y comerlas! Las has probado de bacalao? Seguro que sí, son mis favoritas.

    Saludines y feliz día del tupper

    1. A mi también me encantan las croquetas. Publica las de tu mami que seguro que están de vicio.
      Un beso

Deja un comentario