Muslos de pollo caramelizados

Con este plato impresionaréis a vuestros comensales; lo prepararéis de una manera muy sencilla y el resultado es realmente bueno. Incluso a los niños les gustará por su característico sabor dulzón.

Para 4 personas

 

Ingredientes:

  • 8 muslos de pollo.
  • 100 gr. de azúcar.
  • 300 ml. de caldo de pollo.
  • Semillas de sésamo tostado.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre.
  • Lechuga.

Preparación:

Primero debemos retirar la piel del pollo y salpimentarlo. Vierte en una sartén un poco de aceite y dora el pollo a fuego vivo.

Puedes ir lavando y troceando la lechuga. Resérvala para utilizarla posteriormente.

Añade a la sartén el caldo el pollo, reduce el fuego y cuece durante 20 minutos. Debes ir dando la vuelta al pollo de vez en cuando. Transcurrido este tiempo, incorpora el azúcar y continúa cociendo durante unos 8 minutos, removiendo constantemente para que los muslos se impregnen del caramelo.

Por último, reboza los muslos de pollo por sésamo tostado. Aliña la lechuga con un poco de sal, aceite y vinagre y sírvela acompañada de los muslos de pollo. Añádele al pollo, por encima, la salsa sobrante. Espero que lo disfrutes.

 

Consejo:

Puedes elaborar una salsa que le irá de maravilla a estos muslos de pollo. Realízala de la siguiente manera: Mezcla 2 cucharadas de mostaza de Dijon con 2 cucharadas de miel y otras 2 cucharadas de agua. Deja que dé un hervor y sírvela templada en un cuenco aparte.

Deja un comentario