Arroz al horno

Este plato es uno de mis preferidos. Creo que un buen arroz al horno, es capaz de quitarle el sentido a cualquiera. Además para estas épocas de crisis, viene realmente bien, ya que su origen está en el aprovechamiento de los restos del cocido.

Por supuesto, como los buenos arroces, es un plato típico de la Comunidad Valenciana; se suele elaborar en cazuela de barro y como su propio nombre indica  «al horno».

Sin más preambulos, pasaré a relataros cómo lo preparo.

Para 4 personas

 

Ingredientes:

  • 1 patata.
  • Garbanzos.
  • Una cabeza de ajos.
  • 4 morcillas de cebolla.
  • 4 longanizas.
  • 2 ó 3 trozos de costilla de cerdo por persona.
  • 3 tomates.
  • 400 gr. de arroz.
  • 700 – 750 ml. de caldo de cocido.
  • Colorante alimentario.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Preparación:

Debemos poner a calentar el caldo del cocido. Si no tenemos caldo del cocido, puede servir el que venden preparado en brick. Añadiremos colorante alimentario.

Pelaremos la patata y cortaremos en rodajas finas. En una sartén con aceite de oliva, la salaremos y la freiremos. Yo añado también los ajos con un corte en el medio, y los sofrío junto con las patatas, así todos los comensales tendrán un par de ajos. Aunque mucha gente utiliza para el arroz al horno la cabeza de ajos entera. Lo dejo a vuestra elección. Una vez están fritas las patatas y los ajos, los echaremos a la cazuela de barro, o en su defecto, a una fuente de pirex.

En el mismo aceite, sofreiremos la costilla, las longanizas y las morcillas. Las morcillas, sólo vuelta y vuelta, se terminarán de hacer en el horno, para que no se deshagan mucho. Añadiremos estos ingredientes a la cazuela.

Pelaremos y picaremos un tomate. Sofreiremos en el aceite, y al cabo de un par de minutos, rehogaremos el arroz. Agregaremos a la cazuela de barro.

Añadiremos también los garbanzos sobrantes del cocido, o si no tenemos, nos servirán unos garbanzos de bote.

Verteremos el caldo del cocido en la cazuela, y removeremos para que el arroz se reparta bien por la cazuela.

Cortaremos los  tomates por la mitad, y colocaremos en la cazuela.

Introduciremos en el horno a fuego fuerte alrededor de 18-20 minutos. El arroz debe quedar totalmente seco, sin gota de caldo.

Dejaremos reposar unos minutos, si es que podemos esperar…

Deja un comentario