Solomillo con mostaza de Dijon y miel

Cuando preparamos esta receta en el Curso de Cocina de Charo Bosch, me quedé realmente prendada de ella, ya que se prepara de una manera muy fácil, y está increíblemente buena, y eso que he de reconocer que yo no soy especialmente carnívora.

Eso sí, para las personas que adoran la carne, resultará ideal.

Lo sirvo acompañado de unas patatas dulces, que complementan muy bien este rico plato.

Resulta muy adecuada cuando hay invitados en casa, ya que al prepararse en el horno y de una forma muy sencilla, puedes dedicar más tiempo a atenderlos.

A ver si os gusta…

Para 4 personas

Ingredientes:

Para el solomillo con mostaza de Dijon y miel:

  • 1 kg. de solomillo de cerdo.
  • 4 cebollas.
  • Mostaza de Dijon.
  • Miel.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Para las patatas dulces:

  • 1 kg. de patatas pequeñas.
  • Mantequilla.
  • 3 cucharadas de azúcar.

Preparación:

Comenzaremos con la preparación del solomillo: El horno deberá estar precalentado a 220º. Pelaremos y cortaremos en juliana las cebollas, para pocharlas en una sartén con un chorro de aceite de oliva. Una vez rehogadas, las colocaremos en una fuente para horno. Encima pondremos el solomillo, y lo untaremos con mostaza de Dijon, luego lo regaremos con miel. Ya lo tenemos listo para introducirlo en el horno, y estará listo en unos 50 minutos.

Mientras el solomillo está en el horno, prepararemos las patatas dulces: Lavaremos muy bien las patatas, pero sin quitarles las piel, y las pondremos a cocer en una cazuela con agua. Una vez cocidas, las dejaremos enfriar, las pelaremos y las añadiremos a la sartén con un buen trozo de mantequilla y 3 cucharadas de azúcar. Las doraremos y las serviremos.

Probadlo, resulta un plato ideal.


Deja un comentario